Agresiones sexuales de personas cercanas

En una tercera parte de los casos de violación, el agresor es la propia pareja de la víctima, un familiar u otra persona cercana.

Al igual que en el caso de las agresiones sexuales de conocidos, la víctima se siente culpable y puede dudar sobre si lo ocurrido ha sido realmente una violación, sobre todo si anteriormente había mantenido relaciones sexuales consentidas con el agresor. Además, en este caso la víctima es especialmente vulnerable, ya que le es muy difícil evitar volver a encontrarse con el agresor. También puede sentir miedo ante las posibles reacciones de su entorno y pérdida de confianza, ya que una persona en la que confiaba se ha aprovechado de ella.

En estos casos es muy difícil evitar la primera agresión, ya que sería absurdo desconfiar de todas las personas de nuestro entorno. Lo que sí es posible es evitar que la agresión se repita. Para ello, es necesario denunciar la agresión sexual inmediatamente. La denuncia es el mejor instrumento de protección.

2 Responses

Subscribe to comments with RSS.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR