¿Cómo denunciar una agresión sexual?

Una agresión sexual es un delito y como tal debe ser denunciado. Siempre estás a tiempo de denunciar una agresión sexual, incluso si no se trata de un hecho reciente. Recuerda: tienes derecho a recibir un trato correcto por parte de la autoridad y a que se preste la debida atención a tu caso para poder castigar al culpable.

Para denunciar una violación, puedes acudir a la policía que te inspire más confianza (Policía Nacional, Autonómica o Municipal o Guardia Civil). También es posible denunciar directamente ante el Ministerio Fiscal o el juez de Instrucción. Recuerda que el Servicio de Atención a la Mujer (S.A.M) está presente en todas las Jefaturas de Policía de España y cuenta con agentes especializados en violencia sexual.

A la hora de acudir a denunciar, es preferible que alguien de confianza vaya contigo. Puedes pedir que te acompañe un amigo, un familiar o una persona especializada en agresiones sexuales. Esta persona no sólo te servirá de apoyo moral, sino que es tu mejor protección contra el abuso. Además, podrá ayudarte a recordar información, hacer preguntas importantes y mantenerse informada para poder seguir apoyándote en el futuro.

La denuncia se hace de forma oral: el funcionario te hará una serie de preguntas a las que debes responder tan clara y detalladamente como sea posible. Revivir los detalles de la agresión puede resultarte traumático, pero es muy importante que colabores todo lo posible. La necesidad de recoger los detalles no suele responder a una falta de sensibilidad de la persona que nos está tomando declaración. Es importante que la denuncia sea lo mas detallada posible por dos motivos: el primero, es ayudar a jueces y letrados a llevar a cabo la tipificación del delito y, el segundo, es que una buena descripción (del aspecto físico, la voz, el arma usada, el sitio en el que tuvo lugar la agresión etc.) puede ayudar a detener al culpable en caso de agresiones por personas desconocidas que sean reincidentes. Por eso, algunas asociaciones llegan a aconsejar que la víctima se pare unos momentos a escribir los detalles después de la agresión, a fin de recordarlos y trasmitirlos adecuadamente.

Una vez finalizada la denuncia, se te pedirá que la firmes. Antes de hacerlo, léela detenidamente y no tengas miedo de sugerir modificaciones si lo crees necesario.

También es posible presentar toda la denuncia por escrito, pero en casos de agresión sexual esto no es aconsejable ya que se pierde más tiempo.

Si es necesario, el personal de la policía podrá acompañarte al hospital para recibir cuidados médicos, redactar un parte de lesiones y recoger evidencias físicas de la violación.

Tienes derecho a que se recoja tu denuncia y se inicie una investigación al respecto. Después de presentar la denuncia, pide una copia de haberla formalizado.

7 Responses

Subscribe to comments with RSS.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies