Después de la agresión

  • Dirígete a un lugar seguro.
  • No te cambies de ropa ni te laves, ni siquiera las manos o los dientes (en caso de felación, debes evitar también comer y beber, para facilitar la recogida de muestras). Si la violación ha ocurrido en tu casa, no toques ni limpies la zona donde ha tenido lugar.
  • Si has sido víctima de una agresión sexual debes acudir a la autoridad para interponer una denuncia. Si la agresión es reciente, deberás acudir también a un centro de salud.
  • Una agresión sexual puede ser denunciada ante el Ministerio Fiscal, el Juez de Instrucción o cualquier cuerpo de la policía (Policía Nacional, Local y Autonómica y Guardia Civil). En la mayoría de los casos lo más aconsejable es acudir a la comisaría más cercana. En caso de duda, el Servicio de Atención a la Mujer (S.A.M) está presente en todas las Jefaturas de Policía de España y cuenta con agentes especializados en este ámbito. Si eres víctima de una agresión, puedes pedir ayuda a la policía llamando al teléfono 091.
  • Busca apoyo. Nadie debería enfrentarse solo al trauma de una violación. Llama a una persona de confianza para que pueda acompañarte a la comisaría y al hospital. Si no sabes a quién recurrir, es una buena idea acudir a un centro especializado en atención a víctimas de violación, como C.A.V.A.S. Su personal puede acompañarte a hacer estos trámites y ofrecerte su apoyo. Para solicitar este servicio, puedes llamar a alguna de estas asociaciones en horario laboral o recurrir a alguno de los teléfonos de atención 24 horas. [Puedes encontrar información sobre asociaciones de apoyo a víctimas de agresión sexual y otros recursos en tu comunidad en este directorio ]
  • Escribe todo lo que recuerdes sobre las circunstancias de la violación, incluyendo una descripción detallada del agresor. De esta manera te asegurarás de preservar esta información.
  • Denunciar una violación es importante por muchas razones. Pero incluso si no sabes si quieres poner una denuncia, debes acudir a un hospital. Allí podrán ayudarte a protegerte ante las enfermedades de transmisión sexual y los embarazos no deseados como resultado de una agresión sexual. Es muy importante buscar cuidado médico, incluso aunque no tengas lesiones visibles.
  • Además de darte la atención médica necesaria, el hospital se pondrá en contacto con el Juzgado de Guardia para proceder a la recogida de muestras. De esta manera, si decides denunciar más adelante, dispondrás de las pruebas necesarias.

 

Comments are closed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR