¿Qué hacer?

Cómo actuar ante una agresión sexual

Recursos para obtener ayuda en Hispanoamérica

Aquí puedes encontrar un listado de sitios donde conseguir ayuda en Hispanoamérica. Es una lista incompleta, así que si no encuentras tu país, no te preocupes: escríbenos a [email protected] e intentaremos ayudarte a encontrar algún sitio donde puedas acudir. 

Si encuentras tu país pero no tu ciudad, o si te parece que los sitios que hemos listado no se ajustan exactamente a tu problema, te recomendamos que te pongas en contacto con ellos igualmente, ya que seguro que te podrán orientar para encontrar la ayuda que necesitas. También puedes buscar más recursos a través de esta web.

Y si conoces algún sitio que no esté listado aquí y ofrezca ayuda a víctimas de violencia sexual en Hispanoamérica, por favor escríbenos a [email protected] y lo incluiremos en la lista. Muchas gracias.

 

ARGENTINA

Teléfono de Emergencia – 4323-8000 (Int.4392) Oficina de atención de Emergencia.

Servicio Público de Asistencia Integral a la violencia doméstica y sexual

Contacto telefónico con la línea Te Ayudo 0 (800) 666-8537 o pedir turno para entrevista al 4867-0163 (gratuito) todos los días, durante las 24 horas.

Dirección General de la Mujer de la ciudad de Buenos Aires: Carlos Pellegrini 211 7º piso lunes a viernes de 9,30 a 19,30 hs.

Asistencia a mujeres víctimas de delitos sexuales

Contiene, orienta y brinda asesoramiento psicológico individual y grupal a mujeres víctimas de violencia sexual o violación –fuera del ámbito del matrimonio – y/o mujeres que hayan padecido situación similar en algún momento de su vida.

Dirección: Piedras 1281 de lunes a viernes de 9 a 15 hs. (CIM Isabel Calvo)

Teléfono: 4-307-3187

Coordinadora: Lic. María Blanco

Atención médica especializada para víctimas de violencia sexual

Hospital Álvarez (por la mañana Servicio de Maternidad, tarde y noche por guardia.) Aranguren 2701. Capital Federal.

Hospital Muñiz. Uspallata 2272. (por la mañana Consultorios Externos, tarde y noche por Guardia)

Programa Nacional de Salud Sexual

A través de su web: http://www.msal.gov.ar/saludsexual/ o del teléfono: 0800-222-3444

 

BOLIVIA

Centro Integral de la Mujer (CIM)

Ofrece entrenamiento, protección, orientación legal y psicológica para mujeres que han sido víctimas de la violencia.

Dirección: Casilla No. 1245, Tarija.  Teléfono: #: 591 66 38517  Fax #: 591 66 33610

E-mail: [email protected]

Contacto: Dolores H. de Vargas  E-mail: [email protected]

Teléfono: (591-66) 38517

Fax: (591-66) 33610

Casa de la Mujer.

Ofrece asesoramiento legal, orientación psicológica y apoyo legal, en casos de violencia intrafamiliar; además de patrocinio en casos de abuso sexual a menores de edad y terapia psicológica.

Dirección: Av. Centenario y 3cer. anillo, Santa Cruz de la Sierra, Santa Cruz, Bolivia.

Teléfono: 591-3-3521803 Fax 591-3-3524151.

Página Web: http://www.casadelamujer.org.bo/index.php?option=com_contact&Itemid=3

E-mail: [email protected]

Números Telefónicos de Emergencia

220-3207, 220-3124 y 2203124 para el Retén de Emergencias

220-4479 para el Centro de Emergencias

 

CHILE

Teléfonos de emergencia

Código 149: Funciona en todo el país y su objetivo es atender a las víctimas de violencia intrafamiliar, entregarles orientación y acoger denuncias. Entrega apoyo a los afectados, a través de personal especializado, e informa respecto de las acciones que deben adoptar las víctimas de este tipo de delitos. La comunicación telefónica es gratuita y se puede hacer desde teléfonos fijos o móviles.

Código 147: Este número telefónico atiende en forma expedita y segura las llamadas de menores víctimas de maltratos, abusos sexuales u otro tipo de situaciones que vulneren sus derechos. El 147 atiende las 24 horas del día y la llamada es gratuita en caso de realizarse desde un teléfono público. Las personas que lo atienden están preparadas para escuchar a los niños, orientarlos, apoyarlos y, de ser necesario, requerir la presencia de Carabineros en el lugar donde ocurre la situación de maltrato o abuso.

Casa de la Mujer Yela

Organización no gubernamental que provee atención directa, a través de grupos de apoyo y casas de refugio.Presta de servicios de asistencia social, judicial y salud, tanto física como mental- se realizan diagnósticos.

Contacto: Leonarda Gutiérrez.

Dirección: Pasaje Independencia 267, Villa La Paz, Casilla 917, Talca, Chile.

Correo electrónico: [email protected]

Tel.: (56-71) 220913; 234988/Fax: (56-71) 235717.

Pachamama

Contribuye al mejoramiento de la calidad de vida de las mujeres de Lota y Coronel y la región en general. Desarrollar una estrategia de empoderamiento y difusión de la problemática de la mujer, promoviendo el liderazgo y el fortalecimiento organizacional.

Dirección: Bulnes 1058, Coronel, Chile.

Correo electrónico: [email protected]

Tel.: (56-41) 772285 / (56-41) 710219

 

COLOMBIA

Programa de atención integral a víctimas de violencia sexual (AVISE)

Teléfono: 01 8000 110 900

Disponible en los Centros Profamilia

E-mail: [email protected]

Web: http://www.profamilia.org.co/avise/

 

ECUADOR

CEPAM – Centro Ecuatoriano para la Promoción y Acción de la Mujer (Guayaquil)

Horario de atención: 09h00 a 17h00.

Ofrece servicios a un bajo costo, diferenciando la capacidad de pago de las /los usuarios: médico legal, asistencia legal (civil o penal), atención psicológica, grupos de autoayuda, anticoncepción de emergencia (PAE), laboratorio clínico, brinda atención en la comisaría 6ta de la mujer y la familia a través del equipo técnico de CEPAM.

Teléfonos:

Guayaquil: 042447347, 2446945 y 2447649

Quito: (593-2)546-155; 2540293

Direcciones:

Guayaquil: Av. General Francisco Robles y 3er Callejón 44 (Colindante con mercado Caraguay)

Quito: Los Ríos No 13-134 y Pasaje Gándara. Quito – Ecuador. Casilla 17-15-0182-C.

E-mail: [email protected], [email protected]; [email protected]

Web: http://www.cepamecuador.org/

Fundación María Aguare

Servicio dirigido a familias con problemas de agresión intrafamiliar y abuso sexual, brindando atención a la madre y también a los niños.

Dispone de centros en Guayaquil, Daule, Santa Elena y Playas

Teléfonos: 04-2-372007 (Vicaduría de la Iglesia Católica) Tel. 04-2-795166 (Daule) Tel. 04-294-1247 (Santa Elena).

Fundación Mujer Identidad y Género (IBARRA)

Horario: 09h00 a 16h00

Asistencia legal y psicológica. Servicios de un abogado y dos psicólogos. Realiza las denuncias de manera gratuita en casos donde no existan Comisarías de la Mujer o policía judicial en los cantones.

Teléfono: 062-920816.

 

GUATEMALA

Fundación de Sobrevivientes

Provee asistencia psicológica y legal gratuita, educación, realiza estudios investigaciones y provee refugio para las víctimas de maltrato y agresión sexual.

Dirección: 11 calle 11-12 zona 1, ciudad de Guatemala.

Teléfonos: 2285-0100 / 2285-0139.

E-mails: [email protected] y [email protected]

Web: http://www.sobrevivientes.org

Centro de Investigación, Capacitación y Apoyo a la Mujer- CICAM

Cuenta con cinco centros de atención en ciudad de Guatemala, Chimaltenango, Jutiapa, Escuintla cabecera y en el municipio de Tiquisate, para mujeres víctimas de violencia en el ámbito intrafamiliar y violencia sexual el cual se brinda:

  • Orientación telefónica.
  • Asesoría personal.
  • Atención psicológica: individual, familiar, de pareja y terapias grupales para la recuperación.
  • Atención legal en casos derivados de la violencia intrafamiliar en el ramo de familia y casos penales de violencia sexual contra niñas.
  • Atención ocupacional con cursos de capacitación de bisutería, figuras de papel y dulce pintura en tela, floristería, belleza y alfabetización.

Teléfonos: 2335-2172 / 2335-1866 / 2335-1779

Recursos de atención a mujeres en Guatemala

 

HONDURAS

Código “Línea Vivir Emergencia” con asistencia integrada: 114

Información confidencial para mujeres víctimas de violencia.  Funciona las 24 horas, todos los días del año y es atendida actualmente por 16 mujeres policías, quienes fueron capacitadas en varios temas, en cuanto a la problemática de la violencia contra la mujer.

Asociación Calidad de Vida

Tel: 236-6131, 221-5380, FAX: 221-5380

Barrio San Felipe, costado oeste de Asilo de Ancianos, frente a Repostería El Hogar, Apartado postal 15247, Tegucigalpa M.D.C.

E-mail: [email protected]

Web:http://www.calidaddevida.hn

Centro de Derechos de la Mujer

Teléfono: (504) 221-0459, (504) 221-0657, (504) 221-1464.

Fax: (504) 221-0459, (504) 221-0657

Centro de Derechos de la Mujer, Col. Palmira, Paseo Republica del Peru #327, P.O. Box 4562, Tegucigalpa, Provincia Francisco Morazán, Honduras.

E-mails: [email protected], [email protected], [email protected] y [email protected]

Asociación Casa Luna

Teléfono: (504) 444-1742 Fax: (504) 444-1742

Asociación Casa Luna, Barrio el Tamarindo (a tres cuadras y media de la Panificadora El porvenir), Tocoa, Departamento de Colón, Honduras.

Email: [email protected]

 

MÉXICO

Listado de agencias especializadas en delitos sexuales en México

 

Ciudad de México

ADIVAC – Asociación para el Desarrollo Integral de las Personas Violadas

Salvador Díaz Mirón 140
Santa María La Ribera,
Cuauhtémoc, Ciudad de México, DF, México
Entre Sabino y Naranjo, a dos calles de la alameda de Santa María.

Teléfono: 5682- 7969, 55 47 86 39
Fax 5543- 4700

Página web: www.adivac.org

 

Monterrey

Nuevo Leon, – Alternativas Pacíficas, A.C.

Dirección: Zaragoza # 555 Nte., 2do. piso., Centro, Monterrey, N.L., C.P. 64000

Número de la oficina: (52) (81) 8372-9066 y 8372-9694

Línea de crisis: (52) (81) 8372-9066 (24 horas al día)

Página web: www.alternativaspacificas.org

Página de Facebook: Alternativas Pacíficas

 

PANAMÁ

Código de emergencia con Asistencia Integrada a través de “Tu Línea 147” – Código 147.

Línea del Ministerio de Desarrollo Social (MIDES), disponible de lunes a viernes de 6:00 a.m. a 6:00 p.m. y los días sábado de 6:00 a.m. a 12:00 del medio día. Para reportar casos de riesgo social. “Tu Línea”, va dirigida a niños, niñas, adolescentes, mujeres, hombres, personas con discapacidad y adultos mayores, pero las personas deben tomar en cuenta que estas llamadas la pueden hacer, ya sea por situaciones de maltrato infantil, abuso sexual, explotación laboral, apoyo emocional violencia doméstica, malos tratos, orientación legal y para ser escuchados, además este programa cuenta con un equipo técnico psico-social.

Web: http://www.mides.gob.pa

 

PARAGUAY

Ministerio de la Mujer a través del Servicio de Atención a la Mujer (SEDAMUR)

Atención psicológica, orientación legal y social de manera gratuita.
El horario de atención es de 07:00 a 18:00 hs. de lunes a viernes, en Presidente Franco c/ Ayolas – Edificio Ayfra – Planta Baja.

Teléfono: (021) 45 20 60

Correo electrónico: [email protected]

“SOS Mujer”

Línea 137. La llamada puede realizarse de forma gratuita de cualquier teléfono fijo o móvil (Vox, Claro, Tigo o Personal).

Para más información sobre estos servicios, incluyendo centros regionales, puedes visitar esta web: Ministerio de la Mujer.

PERÚ

Línea 100

Servicio de asistencia gratuita, disponible las 24 horas del día marcando el número “100″ en cualquier teléfono: Web informativa de “Línea 100”

Centro de la mujer peruana Flora Tristán

Telf: :433-2000, 433-0694, 433-2765

Fax: 433-9500

Parque Hernán Velarde Nº 42. Lima 1.Perú

E-mail: [email protected]

Web: http://www.flora.org.pe

Información sobre asistencia a través de casas refugio

 

REPÚBLICA DOMINICANA

Centro de Atención a la Mujer Maltratada de la SESPAS (CAMM)

Teléfonos: (809) 221-3619/ 682-5604 Fax:(809)687-0719.

Dirección: Calle Aristedes Fiallo Cabral #353, Zona Universitaria, Santo Domingo, República Dominicana.

Se concentra en la rehabilitación de las víctimas de maltrato y abuso sexual. Ofrece orientación e información documentada. 

Otros recursos de ayuda en República Dominicana

 

URUGUAY

Red Uruguaya contra la Violencia Domestica y Sexual

Telfs.: (0598) 2400-8334, 0800-4141, 2900-0288

Calle Santiago de Chile 1276, apto. 502, CP 11200, Montevideo, Uruguay.

E-mail: [email protected]

 

¿Me han violado?

Es posible que te preguntes si una situación por la que has pasado es realmente una agresión sexual o si entra dentro de la normalidad. Quizás tu experiencia no coincide con las ideas que siempre has escuchado sobre qué es y qué no es una violación, o tal vez pienses que en cierta manera ha sido culpa tuya y por tanto no te sientes capaz de acusar a tu agresor.

En nuestra cultura existen una gran cantidad de mitos acerca de la violación, pero la realidad es que la violencia sexual es mucho más compleja y sutil de lo que se suele creer. Por eso, queremos que sepas que:

  • El uso de alcohol o drogas no justifica el sexo no consentido. Cuando consumimos estas sustancias nos desinhibimos y disminuye nuestra percepción del riesgo y nuestra capacidad de consentir. En muchas ocasiones, los agresores se aprovechan de esta vulnerabilidad o incluso la provocan emborrachando a la víctima o dándole drogas (a veces sin que ella misma lo sepa). Pero estar en un estado de intoxicación jamás justifica que abusen de ti.
  • No es necesario que haya penetración para que exista una agresión sexual. Cualquier acto sexual que no deseas, incluyendo los tocamientos, es una agresión sexual y constituye un delito denunciable.
  • Invitar a alguien a casa no implica que tener sexo sea obligatorio. Puedes retirar tu consentimiento en cualquier momento del proceso, incluso aunque antes hayas dicho que sí. De la misma manera, comportarse de una manera seductora, llevar ropa “provocativa” o dejar que te acompañen no es un motivo para que te hagan tener sexo si tú no quieres.
  • No es necesario que el violador sea un desconocido. Es más, en la mayoría de las violaciones el agresor es alguien a quien la víctima conocía o incluso una persona de confianza. El violador se aprovecha de esta situación de confianza para agredir. Aunque es muy duro pensar que alguien en quien confías ha podido hacerte daño, debes saber que esta situación es muy común.
  • Alguien con quien has tenido sexo consentido antes también puede violarte. Muchas agresiones se producen dentro de la pareja. Haber tenido relaciones sexuales consentidas con alguien no le da derecho a disponer de tu cuerpo a su antojo. Si te han obligado a tener sexo en contra de tu voluntad se trata de una agresión, sea cual sea tu relación con el agresor.
  • No todas las agresiones implican violencia física. En muchas ocasiones, el agresor intimida a la víctima en otras formas o se aprovecha de circunstancias que limitan su capacidad de consentir.
  • No resistirte no implica que estés consintiendo. Al igual que la aceptación, la negativa a tener relaciones sexuales a menudo es algo sutil. Es posible que ante una agresión, la víctima se vea paralizada por el miedo o el shock o sea incapaz de reaccionar por otros motivos. Pero el sexo consentido requiere una colaboración activa de las dos partes. Si esta colaboración no se da, estamos ante un abuso o una agresión sexual.
  • No es posible tener relaciones consentidas con un menor de 13 años. A menudo se justifican las agresiones a niños o preadolescentes diciendo que éste “siguió con el juego” o no se resistió. Sin embargo, los menores de esa edad no tienen la madurez física y mental para tener relaciones sexuales y el adulto se encuentra en una situación de superioridad respecto de ellos. Por eso, si sabes de algún caso de relaciones sexuales con un menor, siempre debes denunciarlo.

    Si tu situación se parece a alguna de las anteriores, o incluso si sigues sin saber si lo que te ha ocurrido es una agresión sexual, tienes derecho a buscar ayuda para entender lo que te ha ocurrido y obtener el apoyo que necesitas. Por eso, incluso aunque no quieras denunciar, te recomendamos ponerte en contacto con alguna de las asociaciones de apoyo a víctimas de nuestro directorio. Allí podrás hablar de lo sucedido con expertos en estos temas, de forma gratuita y con total respeto a la confidencialidad.

Reacciones de la sociedad ante la violación

A menudo, el trauma no termina en la propia agresión sexual.Todavía es frecuente que la víctima se encuentre con que sus amigos y familiares o las propias autoridades se niegan a creer su historia, le ridiculizan, le niegan su apoyo o directamente se ponen del lado del agresor. Este tipo de reacciones agrava el trauma de la violación y hace que la víctima se aísle, dificultando el proceso de recuperación.

En muchas ocasiones, el deterioro del apoyo a la víctima no se produce de un modo inmediato, sino que las primeras reacciones son buenas. Pasadas semanas o meses, las autoridades se distancian del caso y el agresor manipula al círculo social de la víctima para hacerles dudar de lo sucedido.

Por suerte, las cosas están cambiando y la situación de las víctimas de agresión sexual es mucho mejor que hace unas décadas. Si te han violado, debes saber que cada vez hay mejores posibilidades de encontrarte con reacciones positivas y más gente dispuesta a escucharte y apoyarte. Y tanto si es tu caso como si no, tú puedes ayudar a desmentir los mitos y actitudes sexistas ante la violación, por ejemplo, compartiendo esta web.

¿Por qué?

Conocer los motivos por los que la gente reacciona de manera negativa ante una víctima de violación te ayudará a entender que nunca es culpa tuya, como tampoco lo fue la agresión sexual.

  • Por necesidad de autoafirmación. Hay personas que necesitan tratar mal a los demás simplemente para sentirse mejor.
  • Para eliminar los propios sentimientos de culpabilidad. Esto es común entre los familiares de la persona agredida. Es una forma de “culpa compartida” por no haber podido protegerlas de la agresión.
  • Para atenuar los propios sentimientos de vulnerabilidad. Algunas personas intentan eliminar sus miedos ante una posible futura agresión con reproches del estilo “a mi no me hubiera pasado porque…”
  • Por la educación que han recibido. Por desgracia, las actitudes machistas están todavía muy presentes en nuestra sociedad. Las concepciones tradicionales sobre el papel de la mujer hacen muy fácil culpar a la víctima que no se ajusta a ellas. A menudo se enseña a la víctima a defenderse de la violación, en lugar de enseñar al potencial agresor a no violar.
  • Porque resulta más fácil ponerse del lado del violador que enfrentarse a él.
  • Porque los agresores suelen encontrarse en una mejor posición social y económica que sus víctimas y se aprovechan de este poder.
  • Porque el agresor está dispuesto a mentir, manipular y amenazar para salir impune, mientras que la víctima se encuentra demasiado débil para defenderse.
  • Porque en ocasiones la violación todavía encuentra una respuesta pasiva por parte de las autoridades, lo que transmite al resto de la sociedad que no se trata de un problema serio.
  • La crítica por la crítica. Al fin y al cabo, da igual como la persona agredida haya reaccionado, siempre habrá reproches sobre su actuación. Esto es así porque, como ya hemos dicho, no hay una forma correcta de reaccionar ante las agresiones. Por ejemplo, si la persona agredida se defendió considerarán que fue imprudente porque el agresor podría haberse puesto más violento y si no lo hizo pensarán que, de haberlo hecho, el agresor habría cedido.

¿Qué puedo hacer?

  • Recuerda: ninguna persona debería enfrentarse sola al trauma de la violación ni a las reacciones negativas de los demás ante la misma. Acude siempre con alguien a las reuniones relacionadas con la agresión sexual. Una persona de apoyo puede ser tu mejor defensa ante los abusos.
  • Si alguien te trata mal, te ridiculiza o pone en duda tu palabra, no continúes enfrentándote a él en solitario. Puedes acudir a un psicólogo o asistente social con experiencia en ayuda a víctimas de agresión sexual para que te ayude a manejar la situación.
  • Haz todo lo posible para defender tus derechos y para que las autoridades te presten la atención debida. Si alguien intenta convencerte de que retires la denuncia o te amenaza de cualquier manera, comunícaselo siempre a la persona encargada de tu caso, ya que puede tratarse de un delito.

 

Sentimientos y reacciones comunes ante la violación

La violencia sexual es una experiencia traumática que amenaza a la integridad tanto física como mental de la persona. Aunque la agresión no haya dejado secuelas físicas, la mente responde con una variedad de reacciones. Estos sentimientos pueden aparecer de manera inmediata o tiempo después del hecho. En ocasiones, algunas situaciones pueden hacer que la víctima recuerde el trauma de la agresión y vuelva a experimentar sentimientos que ya creía superados.

No todas las personas responden igual ante una violación, pero la mayoría presentan algunas de las reacciones que listamos a continuación. Es importante tener en cuenta que se trata de respuestas adaptativas, es decir, surgen para tratar de aceptar y adaptarse a lo sucedido.

  • Shock e incredulidad: inicialmente, la mayoría de las víctimas de violación se sienten aturdidas o paralizadas, incapaces de procesar lo que les ha sucedido. Es habitual querer olvidar lo ocurrido a toda costa y evitar lugares y personas que puedan recordar a la agresión, así como preguntarse si la agresión ha ocurrido realmente o si se trata de un sueño.
  • Extrañeza, confusión y cambios en la imagen que se tiene del propio cuerpo.
  • Necesidad de estar a solas y no hablar con nadie. Se disfruta menos de la compañía de los amigos, familiares o pareja.
  • Pensamientos repetitivos sobre la violación, flashbacks y pesadillas donde se vuelven a revivir los sentimientos experimentados durante la agresión.
  • Sentimientos intensos de tristeza, llegando incluso a la depresión. Al mismo tiempo, la víctima puede alegrarse de estar viva o de no haber sufrido una agresión más grave.
  • Estar alerta y nervioso constantemente, con problemas de concentración y/o sobresaltándose por cualquier cosa.
  • Irritabilidad y enfado.
  • Síntomas físicos: a menudo, las víctimas de agresión sexual reaccionan de manera física al trauma. Como consecuencia, pueden experimentar problemas muy variados: alteraciones del sueño, pérdida del apetito, ansiedad, dolores de cabeza y estómago, temblores, sudoración, taquicardias…
  • Pérdida de interés en el sexo e intento de evitar situaciones sexuales. También puede darse la situación contraria, es decir, un aumento del deseo sexual.
  • Miedo. Una respuesta casi universal a la violación es sentir miedo ante situaciones que parecían seguras antes de la agresión, p.ej. salir sola de noche. La víctima se siente vulnerable y puede llegar a perder la confianza en los demás, incluso aunque no existan motivos para ello. Así mismo, se intentan evitar las situaciones, lugares y personas que recuerdan a la agresión.
  • Vergüenza y culpabilidad. Es habitual que las víctimas de agresiones sexuales desarrollen un gran sentimiento de culpabilidad relacionado con los momentos anteriores a la agresión (“pasé por donde no debía”), durante la agresión (“no me defendí todo lo que pude”) y posteriores al hecho (“no denuncié al instante”). Ante estos sentimientos, lo primero es saber que no existe una manera adecuada de reaccionar ante una agresión, que la culpa siempre es del agresor y que en ningún caso depende de nuestro comportamiento. Por otro lado, debemos tener en cuenta que la culpa siempre va unida a la intencionalidad de la conducta y nadie hace o dice cosas con la finalidad de ser agredido. La violación es un crimen y no está justificada en ninguna circunstancia.

Si he sufrido una agresión o un abuso, ¿cómo puedo manejar estas reacciones psicológicas?

  • El primer paso es que no te aísles y des el paso de hablar sobre lo sucedido con una persona de tu máxima confianza. La ayuda, el afecto y la compañía de nuestros seres queridos son uno de los recursos más eficaces para sobrellevar las situaciones difíciles. Esta persona también podrá darte su apoyo a la hora de poner la denuncia y enfrentarte al proceso legal.
  • En segundo lugar, y siempre con la ayuda de la persona o personas a las que les hayas contado lo sucedido, intenta no evitar las situaciones que te recuerdan a la agresión. Puedes elaborar un listado de todas las situaciones, lugares y personas que te recuerden a la agresión o el abuso, ordenadas según el grado de malestar que te produzcan. Una vez hecho el listado empieza a exponerte de forma gradual y paulatina a esas situaciones, empezando por las que te resulten menos difíciles.
  • En tercer lugar, intenta establecer un plan de auto cuidado para las semanas siguientes a la agresión. Descansa e intenta mantener los ritmos de sueño. Cuida la alimentación, intentando realizar comidas regulares y equilibradas. Evita consumir alcohol y bebidas excitantes ya aumentarán la tensión y los nervios posteriores a la agresión.
  • En cuarto lugar, busca ayuda psicológica si es necesario. Si las reacciones y sentimientos antes mencionados no disminuyen y  sientes que necesitas ayuda para superar la violación, debes saber que puedes ponerte en contacto con una asociación de víctimas cerca de tu ciudad. En este tipo de asociaciones recibirás orientación, consejo, apoyo y tratamiento tanto para los síntomas psicológicos como para la tramitación de la denuncia. Además, podrás contactar con otras personas que han pasado por tu misma situación. No te sientas mal, triste ni culpable si sientes que necesitas tratamiento y que no has podido hacerle frente por tí mismo, ya que no tienes la culpa de haber sufrido una agresión.
  • El tratamiento psicológico es importante para la prevención de secuelas asociadas al trauma como trastorno de estrés postraumático, depresión, ansiedad, trastornos del sueño o trastornos sexuales. Es importante que sepas que aunque la ayuda psicológica es efectiva, la recuperación es un proceso gradual. Ten paciencia, no te desanimes ni abandones el tratamiento si los resultados no son inmediatos.
  • Asociaciones y organismos de ayuda a víctimas de agresión sexual

    ¿Puedes ayudarnos a completar esta lista? Escríbenos a [email protected] ¡Gracias!

    Teléfono del Menor (válido en toda la Unión Europea): 116111

     ANDALUCÍA

    Teléfono de ayuda a la mujer de Andalucía
    TELÉFONO DE INFORMACIÓN A LA MUJER SERVICIO GRATUITO INSTITUTO ANDALUZ DE LA MUJER 900 200 999
    Información a mujeres sordas (Gratuito 24 h.) 900 152 152 Ministerio de Igualdad

    AMUVI 
    [mappress mapid=”2″][mappress mapid=”2″]  Asociación Asistencia a Victimas de Agresiones Sexuales
    C/ León XIII 3, local B
    41009 Sevilla
    954 531 261 – 691 699 761
    [email protected]
    www.amuvi.org

    Horario de atención al público:

    De lunes a viernes de 10:00 a 14:00 horas

    – AMUVI ALMERÍA
    C/ Empedrada, 13
    04240 Viator (Almería)

    Telf: 950 006 650

    – AMUVI CÁDIZ
    Avda. Andalucía, 28
    11071 Cádiz
    Telf: 956 007 300

    – AMUVI CÓRDOBA
    C/ Ancha, 2
    14920 Aguilar de la Frontera (Córdoba)
    Telf: 957 003 400

    – AMUVI GRANADA
    Apartado de Correos, 475
    18080 Granada
    Telf: 958 025 800

    – AMUVI HUELVA
    Paseo de Santa Fé, 11
    21004 Huelva
    Telf: 959 005 650

    – AMUVI JAÉN
    23740 Andújar (Jaén)
    Email: [email protected]

    Telf: 953 003 300

    – AMUVI MÁLAGA
    C/ Listz, 30 G. Fase G. Los Eucaliptos, 2
    29620 Torremolinos (Málaga)

    Telf: 951 040 847

     

    ARAGÓN

    Telefono del Instituto Aragonés de la Mujer (24 horas) : 900 504 405

    CAVIAS

    c/Alfonso I, Nº32, 5ºB, 50003 ZARAGOZA

    Teléfono: 976 200 685

     

    Casa de la Mujer del Ayuntamiento de Zaragoza
    C/ D. Juan de Aragón 2
    50001 Zaragoza
    Nuevo Teléfono: 976 726 040
    Fax: 976 726041 y 976726042.
    [email protected]
    http://www.zaragoza.es/ciudad/sectores/mujer/

     

    ASTURIAS
    Asociación asistencia a victimas de agresiones sexuales y malos tratos Casa de encuentros de la mujer
    C/ ezcurdia, 47, entresuelo. posterior. 33202. Gijón.
    Tlfno: 98 509 90 96
    Fax: 98 509 90 97
    [email protected]

     

    BALEARES

    Instituto Balear de la Mujer (24 h): 900 222 122

     

    Casal de Dones Rosé (Ibiza)

    Carreró de sa Miranda, 10 baixos (antigua UTS)

    Tlfno 971 318 821

    [email protected]

    Más información

     

    Rana – Red de Ayuda a Niños Abusados (Mallorca)

    c/ Bonaire, 16, 3º

    07003 Palma de Mallorca

    Tlfno 971 724 795 o 609 668 262 (lunes a viernes de 9 a 14h)

    [email protected]

    http://www.fundacionrana.org/

     

    CANTABRIA

    Teléfono de la Mujer: 900 332 221

    C.A.V.A.S Cantabria
    Avda. Reina victoria, 33. 39004. Santander.
    Tlfno: 94 221 95 00
    Fax: 94 221 95 00
    [email protected]

     

    CASTILLA-LEÓN

    Teléfono de la Mujer (24 h) 900 333 888

    Burgos

    Asociación de Ayuda a Victimas de Agresiones Sexuales (ADAVAS)

    Pza. Alonso Martínez. Portal 7A, 2º

    Tlfno: 947 206 783

    León
    Asociación de Ayuda a Victimas de Agresiones Sexuales (ADAVAS)

    c/Gran Vía de San Marcos nº 4, 2º drcha
    Tlfno: 98 723 00 62
    [email protected]

    www.adavas.org

    Salamanca
    Asociación de Ayuda a Victimas de Agresiones Sexuales

    Pza. Nueva de San Vicente, nº 5, bajo
    Tlfno: 92 326 05 99
    [email protected]

    Valladolid
    Asociación Asistencia a Victimas de Agresiones Sexuales y Malos Tratos (ADAVASYMT)

    Teléfono de emergencias 24 h: 606792398

    C/ Mirabel 44 4º C
    Tlfno: 98 335 00 23
    [email protected]

    Web: http://adavasymt.org/

    Página de Facebook

     

    CASTILLA-LA MANCHA

    Teléfono de la Mujer (24 h): 900 100 114

    Teléfono de la infancia y adolescencia (24 h): 900 505 532

    Cavas Castilla la Mancha
    C/ Muelle, 7. Entresuelo. 02001. Albacete.
    Tlfno: 96 752 24 52
    Fax: 96 752 24 52
    [email protected]

    Centro de la Mujer de Las Pedroñeras

    Plaza de la Constitución, 10. 16660 Las Pedroñeras (Cuenca)

    Tlfno: 967 16 14 41

    Fax: 967 16 12 59

    [email protected]

    http://centrodelamujerdelaspedroneras.blogspot.com.es/

     

    CATALUÑA

    Associació Assistència dones Agredides Sexualment
    C/ Gran Via de les Corts Catalanes, 488, entresuelo 4ª de Barcelona
    Tlfno: 93 487 57 60
    Fax: 93 231 96 59
    [email protected]

    www.aadas.org.es

     

    Sakura-Onna

    c/ Casanova nº 27 bajos (Barcelona) Viernes de 14 a 17h

    Tlfno: 622 467 013

    [email protected]

    http://web10949.editorweb.es/

    Programa de radio quincenal “Mujeres bajo el cerezo”: http://radiolinea4.net/programas/mujeres-bajo-el-cerezo

     

    Fundaciò Vicki Bernadet (abuso sexual a menores)

    Pl. Urquinaona 4, principal 1ª

    08010 Barcelona

    Tlfno 93 318 97 69

    [email protected]

    http://www.fbernadet.org/cat/home.html

    COMUNIDAD VALENCIANA

    Teléfono de la Mujer (24 h): 900 580 888

     

    C.A.V.A.S Comunidad Valenciana
    Tlfno: 96 394 30 69
    [email protected]

     

    Centros de la Mujer

    – Alicante: c/ García Andreu, 12 CP 03010 (24 h)

    – Castellón: c/ Mayor, 2, 5º CP 12001 (24 h)

    – Valencia: c/ Guillem de Castro 100 CP 46003 (24 h)

    – Denia: c/Hermanos Gavila Ferrer 1 CP 03700 (lunes a viernes de 8 a 22)

     

    Asociación Contra los Abusos Sexuales en la Infancia (ACASI)

    Tlfno (horario de 10 a 22)

    – Valencia: 634 567 021

    – Alicante: 634 567 050

    http://www.acasi.org/

     

    EXTREMADURA

    Asociación Malvaluna

    c/Anas, s/n

    Despacho 3 y 4

    06800 Mérida (Badajoz)

    Teléfono y fax: 924 31 83 03

    Móvil: 651 88 60 00

    [email protected]

    [email protected]

    www.malvaluna.org

     

    GALICIA

    Teléfono de la Mujer (24 h) : 900 400 273

     

    LA RIOJA

    Teléfono de asistencia a víctimas de maltrato y agresión sexual (24 h): 900 101 555

     

    MADRID

    Centro de Atención Integral a Mujeres Victimas de Agresiones Sexuales
    Coordina recursos de la Comunidad de Madrid. Asistencia jurídica, psicológica y social
    C/ Doctor Santero, 12 (Metro Cuatro Caminos)
    CP 28039
    Telf. 91-534-09-22.
    http://ow.ly/e6iV4

    Asociación para la Sanación y Prevención de Abusos Sexuales en la Infancia (ASPASI)

    c/ San Raimundo, 27, 1º

    CP 28039

    Telf. 91 311 23 76

    www.aspasi.org

    C.A.V.A.S Comunidad de Madrid
    C/ Alcalá, 124 – 1º A
    28009 Madrid
    Tlfno: 91 574 01 10
    Fax: 91 573 27 08
    [email protected]
    www.violacion.org

     

    MURCIA

    Recursos del Sector Mujer del Ayuntamiento de Murcia
    http://www.murcia.es/serviciossociales/info_sectores.asp?sector=1

     

    PAÍS VASCO

    Teléfono de Atención a  la Mujer (24 h): 900 333 000

     

    Ayuda a mujeres migrantes: “Con Vos”

    Servicio de la asociación “Mujeres con voz” de Getxo. Escucha, asesoría, acompañamiento, actividades informativas y educativas así como atención psicológica para casos de acoso y agresiones sexuales.

    Teléfono: 900 82 88 90

    E-mail: [email protected]

     

    Guipuzcoa

    Asociación de Guipúzcoa de Víctimas de Abusos Sexuales (GASJE)

    Locales CRAJ, Paseo Anoeta 28

    CP 20014 (San Sebastián)

    Tlfno (24 horas): 634 896 232

    http://www.gasje.com

     

    Vizcaya

    Garaitza – Asociación para el tratamiento del abuso y el maltrato en la infancia

    c/ Mazustegui, 17, bajo

    CP 48006 (Bilbao)

    Tlfno: 622 218 016 / 946 793 835

    [email protected]

    http://www.garaitza.org/

    Aspectos legales

    La ley española distingue entre los delitos sexuales cometidos contra mayores y menores de 16 años:

    (La edad de consentimiento sexual se ha elevado a 16 años tras la Ley Orgánica 1/2015. Antes se situaba en los 13 años.)

    Cualquier acto de carácter sexual realizado con un menor de 16 años se considera abuso sexual a un menor, y está castigado con pena de prisión de 2 a 6 años.

    • Si el ataque se realiza con violencia o intimidación hablamos de agresión sexual a un menor, castigado con pena de prisión de 5 a 10 años.
    • Cuando el ataque consista en acceso carnal por vía vaginal, anal o bucal, o introducción de miembros corporales u objetos por las dos primeras vías, el responsable será castigado con pena de prisión de 8 a 12 años en caso de abuso y de 12 a 15 años en caso de agresión.
    • Existen varios agravantes para los delitos sexuales contra menores, como el de total indefensión (se da siempre en menores de cuatro años), el de parentesco o el de puesta en peligro de la salud de la víctima.
    • Están castigados también los delitos de participación forzosa (obligar a un menor de 16 años a participar o a presenciar un comportamiento sexual, aunque el agresor no participe en éste) y de cibergrooming (contactar por Internet con un menor de 16 años para cometer contra él cualquier delito sexual).
    • El consentimiento del menor sólo se tiene en cuenta si se otorga a una persona próxima a él por edad y grado de desarrollo, es decir, que los actos sexuales consensuados entre menores no se considerarán normalmente delito.

     

    El plazo de prescripción de los delitos también es diferente en el caso de los delitos sexuales contra menores. Por lo general, el plazo de prescripción de un delito comienza a contar desde el momento en que éste se comete. Sin embargo, en este caso el plazo comienza a contar desde la mayoría de edad del menor o, si éste muere, desde su fallecimiento.

     

    “Soy menor de edad”

    Si has sido víctima de una agresión sexual, puedes y debes buscar ayuda. Nadie debería enfrentarse solo a una agresión sexual, y hay muchas personas que están dispuestas a ayudarte.

    ¿A quién puedo acudir?

    Una agresión sexual es un delito y como tal, debe ser denunciado ante la policía. Existen muchos motivos para denunciar, y es la mejor manera de obtener ayuda. Puedes ir a poner tu denuncia en comisaría o llamar al Grupo de Menores de la Policía Nacional. Sin embargo, es posible que antes quieras hablar con otras personas que pueden ayudarte y acompañarte:

    • Tus padres. Puede que no quieras hacerles daño o que la violación haya ocurrido mientras hacías algo “prohibido” y tengas miedo al castigo. Pero debes recordar que tus padres están ahí para protegerte y ayudarte.
    • Personas expertas en ayuda a víctimas de violación. Estas personas entienden este tipo de situaciones y pueden ayudarte a hablar con tus padres, comunicarlo a la policía y otras gestiones. Además, podrás hablar de tu problema y obtener el apoyo para sentirte mejor. Puedes buscar una asociación de ayuda a víctimas de agresión sexual en nuestro directorio o llamar al Teléfono del Menor (116111 , válido en toda la Unión Europea).
    • Profesores, orientadores del instituto u otros adultos de tu confianza.
    • Recuerda: las agresiones sexuales siempre deben ser denunciadas. Cualquier adulto a quien se lo cuentes está obligado a denunciar. Si intentan convencerte para que no denuncies, no les hagas caso y acude a otra persona.

    Además de poner una denuncia, deberás acudir a un centro médico para que puedan examinarte, tratar posibles lesiones y tomar las medidas adecuadas para prevenir embarazos y enfermedades de transmisión sexual. Si existe un riesgo de embarazo, el equipo médico tomará las medidas preventivas que sean necesarias, como la píldora del día después.

    En caso de embarazo no deseado, debes saber que la ley vigente en España permite a las menores de 16 y 17 tomar la decisión de abortar sin el consentimiento de nadie. En principio uno de los padres o tutores legales debe estar informado sobre esta decisión, aunque hay algunas excepciones a esta norma (peligro de violencia, amenazas, situación de desamparo, etc.)

    ¿Qué pasa si no quiero volver a casa?

    Es posible que la persona responsable de la agresión sexual esté viviendo contigo, o que tus padres lo sepan y no hayan respondido de manera adecuada.

    Si has sido víctima de abusos sexuales y no quieres volver a tu casa, no intentes nunca escapar por tu cuenta. Habla con la policía, una asociación de ayuda a víctimas de agresiones sexuales o el Teléfono del Menor (116111). Ellos podrán ayudarte a salir de esta situación y encontrar un lugar seguro donde vivir. Recuerda, no estás solo: hay muchas personas dispuestas a ayudarte.

     

    “Creo que están abusando de un menor”

    Existen varios indicios que pueden hacernos sospechar que un menor ha sido víctima de abusos sexuales. En ocasiones, la propia víctima acude a contárselo a sus padres o profesores, aunque los agresores suelen emplear una serie de estrategias para conseguir el silencio del afectado. Otros indicios son la aparición de lesiones sospechosas o de síntomas de enfermedades de transmisión sexual, así como cambios y trastornos en el comportamiento.

    ¿Cómo actuar ante un caso de abuso infantil?

    Lo mejor que puedes hacer para proteger a un niño o adolescente que está sufriendo abusos sexuales es denunciar. Para ello puedes acudir al Grupo de Menores de la Policía Nacional o simplemente a la comisaría más cercana.

    También es muy importante que te asegures de que la víctima no ha sufrido lesiones y le acompañes a un centro médico si es necesario.

    Cuando un menor confiesa haber sido víctima de agresiones sexuales, hay una serie de actitudes que debes adoptar para que su experiencia sea lo menos traumática posible:

    • Mantener la calma. Intenta hablarle con un tono tranquilo, sin transmitir desasosiego ni preocupación.
    • Hacerle saber que le crees. Ejemplo de respuesta: “gracias por confiar en mí y contármelo, así puedo ayudarte a solucionarlo”.
    • Hacerle sentir bien por haberlo contado: “has sido muy valiente y estoy muy orgulloso de ti”
    • Asegurarle que él no ha hecho nada malo y no tiene la culpa.
    • Tranquilizarle respecto al futuro: “ahora que me lo has contado, puedes estar tranquilo porque esto no volverá a ocurrir”, “todos vamos a ayudarte para que te sientas mejor”
    • Expresarle afecto: “te quiero y estaré junto a ti siempre que lo necesites”.

    En cambio, hay una serie de actitudes que debemos evitar a la hora de manejar un caso de abuso infantil:

    • Negar que el abuso ha ocurrido.
    • Reaccionar con alarma.
    • Echarle la culpa a la víctima.
    • Ir a hablar directamente con el agresor, en lugar de acudir a la policía.
    • Interrogar exhaustivamente a la víctima.
    • Tratar al afectado de manera diferente a antes o sobreprotegerle.
    • Recordarle continuamente lo ocurrido.

     

    Leyes sobre agresión sexual en España

    Muchas asociaciones de asistencia a víctimas de agresión sexual disponen de servicios de asesoría legal gratuitos. En ellos, un abogado experto en agresiones sexuales podrá aconsejarte sobre tu caso y, si es necesario, representarte durante el juicio. En el directorio de asociaciones podrás encontrar los datos de contacto de estos servicios en diferentes zonas de España.

    En España, los delitos contra la libertad sexual se regulan en el Título VIII del Libro II del Código Penal vigente. Se distingue entre los siguientes tipos de delitos:

    Agresión sexual

    Consiste en atentar contra la libertad sexual de otra persona utilizando violencia o intimidación. Está castigado con pena de prisión de 1 a 5 años.

    Dentro de las agresiones sexuales, se denomina violación al acceso carnal por vía vaginal, anal o bucal, o la introducción de miembros corporales u objetos por alguna de las dos primeras vías. En este caso se impone una pena de prisión de 6 a 12 años.

    Las penas por agresión sexual son mayores cuando la violencia reviste un carácter particularmente degradante o vejatorio, cuando la agresión es cometida por dos o más personas, cuando la víctima es especialmente vulnerable por razón de su edad, enfermedad o situación, cuando el agresor tiene una relación de superioridad o parentesco respecto de la víctima y cuando se hace uso de armas u otros medios susceptibles de causar la muerte o lesiones graves.

    Abuso sexual

    Consiste en atentar contra la libertad o la indemnidad sexual de otra persona, sin consentimiento pero sin violencia o intimidación. Se considera que no hay consentimiento en el caso de las personas privadas de sentido o de aquellos de cuyo trastorno mental se abuse, así como los que se cometan anulando la voluntad de la víctima mediante el uso de fármacos, drogas u otras sustancias. También se considera delito de abuso sexual cuando el consentimiento se obtiene valiéndose de una situación de superioridad que limite la libertad de la víctima.

    El delito de abuso sexual está castigado con pena de prisión de uno a tres años o multa de 18 a 24 meses. Cuando el abuso sexual consiste en acceso carnal por vía vaginal, anal o bucal o introducción de objetos por alguna de las dos primeras vías, está penado con prisión de 4 a 10 años. Las penas se agravan cuando la víctima es especialmente vulnerable y cuando se da una relación de superioridad o parentesco entre el abusador y la víctima.

    Dentro de este delito se recoge el supuesto de estupro. Consiste en engañar a una persona de entre 16 y 18 años o abusar de una posición de confianza o influencia sobre ella para realizar actividades sexuales. En este caso el delito será castigado con pena de prisión de uno a tres años. Cuando el abuso consiste en acceso carnal o introducción de objetos por las vías antes mencionadas, la pena será de prisión de 2 a 6 años.

    Agresión y abuso sexual contra menores de 16 años

    (La edad de consentimiento sexual se ha elevado a 16 años tras la Ley Orgánica 1/2015. Antes se situaba en los 13 años.)

    En el caso de los menores de 16 años, los delitos y castigos son diferentes. Para más información, puedes consultar el apartado dedicado a los menores de edad.

    Acoso sexual

    Consiste en solicitar favores de naturaleza sexual en el ámbito de una relación laboral, docente o de prestación de servicios, colocando a la víctima en una situación gravemente intimidatoria, hostil o humillante. Se castiga con prisión de 3 a 5 meses o multa de 6 a 10 meses.

    Si el acosador se vale de una situación de superioridad laboral, docente o jerárquica, o con el anuncio expreso de causar a la víctima un mal relacionado con dicha relación, la pena será de prisión de 5 a 7 meses o multa de 10 a 14.

    Las penas serán mayores cuando la víctima sea especialmente vulnerable por razón de su edad, enfermedad o situación.

    Otros delitos

    El Título VIII del Libro II del Código Penal recoge otros delitos de carácter sexual, como por ejemplo:

    • El exhibicionismo y la distribución de pornografía, que sólo serán delito si la víctima es menor de edad o discapacitada.
    • La prostitución forzosa de mayores de edad.
    • La prostitución de menores, que se castiga sea forzosa o no. No sólo es delito el proxenetismo sino también ser cliente.
    • La producción, difusión e incluso la posesión para propio uso de pornografía infantil.

    Demandar un trato correcto

    Muchas víctimas de agresiones sexuales evitan denunciar porque tienen miedo de que no se les tome en serio o, peor todavía, se les trate con desconsideración. Pero es importante saber que tienes derecho a demandar un trato correcto por parte de la policía y que hay muchas cosas que puedes hacer para garantizar que se presta la atención debida a tu denuncia.

    Tus derechos:

    • Los agentes están obligados a “observar en todo momento un trato correcto y esmerado en sus relaciones con los ciudadanos, a quienes procurarán auxiliar y proteger”.
    • Tienes derecho a que se recoja tu denuncia sin demoras innecesarias y a pedir una copia del parte.
    • Si lo consideras necesario, puedes pedir que tu denuncia sea recogida por personal femenino.
    • También puedes exigir que el reconocimiento ginecólogico se haga en privado y que la toma de muestras y el tratamiento preventivo del embarazo se hagan lo antes posible.

    Medidas que puedes tomar para mejorar el trato recibido

    • Acude a presentar la denuncia en compañía de una persona de confianza y/o de alguien con experiencia en ayuda a víctimas de agresiones sexuales. Esta persona podrá darte apoyo y ser testigo de todo lo que ocurra.
    • Haz todas las preguntas que sean necesarias y asegúrate de obtener respuestas detalladas a tus dudas. Si las respuestas recibidas no son satisfactorias, pide hablar con un superior o con una persona especializada en ayuda legal a víctimas de violación (aquí puedes encontrar un directorio de asociaciones especializadas en agresiones sexuales). Resolver tus dudas disminuye tu ansiedad, ayuda a prevenir abusos y hace saber al personal encargado de tu caso que estás prestando atención.
    • Después de presentar tu denuncia, establece una buena comunicación con las personas encargadas de tu caso. No temas llamarles y preguntar dudas siempre que sea necesario. Tómate un tiempo para pensar y prepararte antes de hacer una llamada o acudir a una reunión relacionada con la violación. Piensa en qué es lo que quieres comunicar, que resultados necesitas obtener y cómo superar los obstáculos que puedan surgir.
    • Lleva contigo un cuaderno de apuntes y recoge toda la información sobre el proceso legal, nombres de los encargados de tu denuncia, pasos a seguir, etc. También puede ser útil preparar un resumen de dos o tres minutos sobre la agresión al que puedas recurrir cuando sea necesario explicar lo sucedido. Hablar sobre la violación puede afectar a tus emociones y hacer que te resulte difícil comunicarte; tener un resumen al que acudir puede ayudarte a superar este problema y transmitir la información que deseas de forma efectiva.
    • No tomes decisiones definitivas durante llamadas o reuniones importantes. Las personas responsables de tu caso pueden presionarte para tomar decisiones precipitadas, de las que podrías arrepentirte después. Es mejor decirles que te tomarás un poco de tiempo para pensarlo y te pondrás en contacto después para comunicarles tu decisión. De esta manera tienes tiempo para reflexionar sobre las diferentes opciones y buscar el consejo de un experto si fuera necesario.
    • Mantente alerta ante una mala actitud. Si el personal encargado de atenderte te falta al respeto, no muestra interés por tu seguridad, te responde en tono acusatorio o intenta intimidarte, debes protestar. El problema es que, debido al trauma de la violación, la mayoría de las víctimas se sienten poco seguras de sí mismas y se les hace difícil exigir un buen trato. Aquí es donde se hace necesario contar con una persona de apoyo que pueda ayudarte.
    • Una conducta indiferente puede señalar que no se está tomando tu denuncia con la seriedad debida. Si la policía tarda demasiado en devolver tus llamadas, te da explicaciones vagas o no muestra interés por resolver tus dudas, haz caso a tu intuición y actúa antes de que sea demasiado tarde. Busca el apoyo de un experto en ayuda a víctimas de agresiones sexuales. Si no existe una asociación de apoyo en tu localidad, puedes llamar por teléfono a alguno de los centros de nuestro directorio para que puedan informarte sobre cómo actuar.
    • Confía en tu intuición. No tengas miedo de hacer todas las preguntas que hagan falta. Si sientes o sospechas que tu denuncia no se está manejando de la manera adecuada, puedes pedir hablar con un superior. No temas tomar todas las medidas que sean necesarias: si una persona está haciendo las cosas bien, no debería enfadarse ni recriminarte por asegurarte de que estás recibiendo el mejor trato posible.

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR