¿Me han violado?

¿Me han violado?

Es posible que te preguntes si una situación por la que has pasado es realmente una agresión sexual o si entra dentro de la normalidad. Quizás tu experiencia no coincide con las ideas que siempre has escuchado sobre qué es y qué no es una violación, o tal vez pienses que en cierta manera ha sido culpa tuya y por tanto no te sientes capaz de acusar a tu agresor.

En nuestra cultura existen una gran cantidad de mitos acerca de la violación, pero la realidad es que la violencia sexual es mucho más compleja y sutil de lo que se suele creer. Por eso, queremos que sepas que:

  • El uso de alcohol o drogas no justifica el sexo no consentido. Cuando consumimos estas sustancias nos desinhibimos y disminuye nuestra percepción del riesgo y nuestra capacidad de consentir. En muchas ocasiones, los agresores se aprovechan de esta vulnerabilidad o incluso la provocan emborrachando a la víctima o dándole drogas (a veces sin que ella misma lo sepa). Pero estar en un estado de intoxicación jamás justifica que abusen de ti.
  • No es necesario que haya penetración para que exista una agresión sexual. Cualquier acto sexual que no deseas, incluyendo los tocamientos, es una agresión sexual y constituye un delito denunciable.
  • Invitar a alguien a casa no implica que tener sexo sea obligatorio. Puedes retirar tu consentimiento en cualquier momento del proceso, incluso aunque antes hayas dicho que sí. De la misma manera, comportarse de una manera seductora, llevar ropa “provocativa” o dejar que te acompañen no es un motivo para que te hagan tener sexo si tú no quieres.
  • No es necesario que el violador sea un desconocido. Es más, en la mayoría de las violaciones el agresor es alguien a quien la víctima conocía o incluso una persona de confianza. El violador se aprovecha de esta situación de confianza para agredir. Aunque es muy duro pensar que alguien en quien confías ha podido hacerte daño, debes saber que esta situación es muy común.
  • Alguien con quien has tenido sexo consentido antes también puede violarte. Muchas agresiones se producen dentro de la pareja. Haber tenido relaciones sexuales consentidas con alguien no le da derecho a disponer de tu cuerpo a su antojo. Si te han obligado a tener sexo en contra de tu voluntad se trata de una agresión, sea cual sea tu relación con el agresor.
  • No todas las agresiones implican violencia física. En muchas ocasiones, el agresor intimida a la víctima en otras formas o se aprovecha de circunstancias que limitan su capacidad de consentir.
  • No resistirte no implica que estés consintiendo. Al igual que la aceptación, la negativa a tener relaciones sexuales a menudo es algo sutil. Es posible que ante una agresión, la víctima se vea paralizada por el miedo o el shock o sea incapaz de reaccionar por otros motivos. Pero el sexo consentido requiere una colaboración activa de las dos partes. Si esta colaboración no se da, estamos ante un abuso o una agresión sexual.
  • No es posible tener relaciones consentidas con un menor de 13 años. A menudo se justifican las agresiones a niños o preadolescentes diciendo que éste “siguió con el juego” o no se resistió. Sin embargo, los menores de esa edad no tienen la madurez física y mental para tener relaciones sexuales y el adulto se encuentra en una situación de superioridad respecto de ellos. Por eso, si sabes de algún caso de relaciones sexuales con un menor, siempre debes denunciarlo.

    Si tu situación se parece a alguna de las anteriores, o incluso si sigues sin saber si lo que te ha ocurrido es una agresión sexual, tienes derecho a buscar ayuda para entender lo que te ha ocurrido y obtener el apoyo que necesitas. Por eso, incluso aunque no quieras denunciar, te recomendamos ponerte en contacto con alguna de las asociaciones de apoyo a víctimas de nuestro directorio. Allí podrás hablar de lo sucedido con expertos en estos temas, de forma gratuita y con total respeto a la confidencialidad.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR